Conclusiones del III Congreso de Inteligencia Emocional y Bienestar

membrete

ZARAGOZA 21 DE MAYO DE 2017

 

  • Proponemos que Zaragoza sea la ciudad internacional de la inteligencia emocional.
  • Planteamos a la Subcomisión Parlamentaria que está trabajando por un Pacto Social por la Educación que integre la Educación Emocional en los currículums de las diversas etapas educativas.
  •  La Educación Emocional debe ser transversal. Es decir, debe trascender mucho más allá de la tutoría y la orientación, debe integrarse en el currículum escolar y tratarse en todas las materias.
  •  Es necesario tener en cuenta las investigaciones sobre la neuroeducación en la metodología y en los horarios y tiempos escolares.
  •  A la vista de las distintas propuestas, investigaciones y experiencias en este Congreso habría que resaltar estas cuestiones:

* Destacar la pedagogía del refuerzo positivo y no del castigo

* Es necesario aumentar las actividades al aire libre tanto en la educación formal como en la informal

* Es preciso incentivar la observación como método de aprendizaje

* Tener en cuenta la neuroarquitectura para favorecer la innovación y la movilidad del alumnado

* Hay que aumentar la creatividad, participación e innovación del alumnado

* Proponemos el aprendizaje de varios idiomas desde Educación Infantil

* Hacemos hincapié en la pedagogía de la lentitud y de la reflexión.

  • Para seleccionar al mejor profesorado, además de tener en cuenta sus conocimientos científicos es necesario tener en cuenta su Inteligencia Emocional.
  • La Educación Emocional debería ser uno de los principales aspectos a tratar en la formación inicial y permanente del profesorado.
  •  Un programa eficaz de Educación Emocional debería servir para prevenir e intervenir en los casos de acoso escolar.
  • Consideramos que es fundamental la Inteligencia Emocional en todos los órdenes de la vida:

* Para la salud y el bienestar

* Para el ámbito laboral

* En el ámbito social

* En la Educación y la creatividad

  • Desde los estamentos políticos, sociales y también desde  el ámbito educativo, hay que introducir estrategias y recursos en la sociedad y en los centros educativos para promover el bienestar y la felicidad de los ciudadanos.  Las centros educativos deberían convertirse en escuelas de bienestar y aprendizaje.
  • Hay que insistir en que el bienestar y la felicidad  es una actitud vital que implica gran parte de proactividad y de búsqueda personal, en forma de camino que hay que recorrer
  • Es importante promover las emociones positivas y las fortalezas personales, como promotoras del bienestar y la felicidad
  • Las distintas administraciones educativas deberían tener en cuenta las experiencias, innovaciones y propuestas de eventos similares a este Congreso para que el sistema educativo se adapte mejor a las exigencias de la sociedad actual.
  • Proponemos instaurar el 21 de mayo (día de la clausura de este Congreso) como el día internacional del halago. Entre todos debemos fomentar el refuerzo positivo, el reconocimiento social y la verbalización de las emociones positivas.

Escriba un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *